Lazos: Latinoamérica y Taiwán.

Lazos: Latinoamérica y Taiwán
Arturo Morales, cmf.
 

E

l año pasado, justo antes de ir a Chile por vacaciones, algunos miembros de la Parroquia … de Tai-tong, realizaron una visita a la Parroquia del Santísimo Sacramento, más conocida como She-pai, en donde se celebró una Misa muy especial a la que fuimos invitados a participar.

Desde que asumí como capellán el cuidado pastoral de la comunidad hispano-parlante en Taipei, nos trasladamos a She-pai, principalmente por espacio y tiempo. Antes las celebraciones la teniamos en la Parroquia de Santa Ana, dentro de un tiempo muy limitado ya que a las 10 terminaba una misa en Ingles y a las 11 comenzaba otra, teniamos una hora justa… a ello se sumaba, adem'as, el problema del estacionamiento (algo que no es de extrañar en Taiwán, debido al enorme parque automotriz). En la parroquia de She-pai nos recibieron muy bien y como las actividades de la comunidad china terminan a las 11, decidimos tener nuestra celebración a las 11:30; ya no hay problema de estacionamiento ni de tiempo.


Nuestra relación con la Parroquia se profundizó después del terremoto ya que nuestra comunidad de inmediato se movilizó para ayudar al menos con alimentos, agua y lo que pudiéramos. En ese tiempo la Parroquia de She-pai hizo un pacto de hermandad con la parroquia de La Inmaculada Concepción, en Taitong, Diócesis de Hua-lien. Tal vez lo especial de esa Parroquia es que, además de ser una parroquia aborigen (hay tres comunidades aborígenes allí: Paiwan; Peinan, también conocidos como Puyuma, nombre dado por los japoneses, y Amis), es la parroquia originaria del primer obispo taiwanés: José Tzeng Chien Tze. Como parte de la Parroquia del Santísimo Sacramento, nosotros también colaboramos con ellos y en consecuencia quisieron también mostrarnos su agradecimiento.


Nuestra comunidad también es también muy especial, ya que en ella participan varios de los embajadores latinoamericanos en Taiwán (Paraguay y casi toda Centroamérica tienen embajada acá) y varios de los representantes de las oficinas comerciales cuyos países no tienen embajada aquí.

Ese día nos regalaron una vestimenta típica de los Peinan, después de una especial y hermosa Eucaristía presidida por Monseñor John Tseng Chien Tse, en la que se habló y cantó en chino, peinan, amis y castellano… la fraternidad del Reino realmente no conoce fronteras.


Después de la Misa… la mesa, las fotos, las conversaciones… y en esto último yo y Teresa (Teresa Ruiz, mmb. es  Misionera Mercedaria de Bérriz, española y lleva un par de meses más que yo en Taiwán. Desde hace ya más de un año colabora pastoralmente con la comunidad hispana, especialmente en la coordinación de la labor catequética) de un lado para otro para traducir del chino al castellano y del castellano al chino. Se terminan las formalidades, se profundiza la amistad… se hacen invitaciones… nos invitan como comunidad para ir a Tai-tong, hay ganas y entusiamos… pero ¿será posible?…


De vuelta de mis vacaciones en Chile, reinicié las conversaciones con el Obispo y comenzamos a programar el viaje con la comunidad. Había un problema y era que por ser ya fines de Diciembre, varios miembros de la comunidad habían programado viajes (varios volvían de vacaciones a sus respectivos países), pero ya no podíamos posponer más el viaje, así que fijamos una fecha para Enero y empezaron los preparativos.

Un domingo, después de Misa se me acerco un cristiano, el Sr. Liao que anteriormente me había dicho que cuando organizáramos el viaje le avisara porque nos podía ayudar. La verdad es que no quería molestarlo, me daba algo de vergüenza, sobre todo al pensar que era algo "ad intra" de nuestra comunidad.

El Sr. Liao reiteró su interés de ayudarnos, entonces le compartí nuestro plan; me dijo que no me preocupara, que él se encargaba de todo, que se pondría en contacto con el obispo y nos haría un itinerario del viaje, sólo necesitaba saber el número de personas que irían y que estuviéramos en contacto para coordinar todo… será, me dije. Al Domingo siguiente teníamos un posible itinerario, pero se nos había presentado un problema, pues la esposa del embajador de Paraguay, Lichi, tenía que estar el domingo por la tarde de vuelta para participar en una cena. El Sr. Liao me dijo que no había problema. Saldríamos el sábado por la mañana en tren hasta Hua-lien (unas cuatro horas), luego seguiríamos en autocar hasta Tai-tong, y el domingo después del almuerzo regresaríamos a Taipei en avión…; preocupado por lo que podría costar el viaje, fui a consultarle a Teresa Li (la secretaria de la Parroquia) y me dijo que no me preocupara, porque el Sr. Liao trabaja en el Ministerio de Relaciones Exteriores y seguramente el conseguiría fondos allí. Confirmamos el número de participantes, 22 en total de Paraguay, Guatemala, Bolivia, España (Teresa Ruiz) y Chile (yo).

 

El día 13 de Enero por la mañana nos juntamos en la estación de tren de Taipei a las 7:15 a.m., nuestro tren salía a la 7:40… y comenzó la aventura porque la mayoría llegó a la hora, pero algunos se perdieron, otros que no llegaban… de repente era la hora de partir, así que corriendo alcanzamos el tren y apenas subimos comenzó a andar… además de nosotros venían 6 personas con el Sr. Liao, varios de ellos del Ministerio… así que comencé a contar… sorpresa… faltaban cinco, la secretaria de la embajada de Paraguay con sus dos hijas, el representante de Bolivia (Carlos Moreno) y el hijo del ex-embajador de Guatemala (Luis Fernando) que se quedó esperando a Carlos… pero, para esto están los celulares… hubo que esperar unos minutos, hasta que el tren salierá del túnel para comunicarse… la solución fue rápida… ¡Tomen el próximo tren a Hua-lien!. La secretaria de Paraguay no tuvo problemas, sus hijas hablan chino… pero Carlos y Luis Fernando ni una palabra… así que yo les compré los pasajes a través del celular, le pasaron el celular al boletero e hicimos la compra de los boletos.


Tuvimos un agradable viaje, la vista es preciosa, la línea de tren va bordeando el mar, al lado de una cordillera… el mar, es el Océano Pacífico… derechito, al otro lado está Chile… acá es costumbre que cuando se está medio ‘bajoneado’ la gente vaya a comtemplar el mar, dicen que tranquiliza… a mi me pone nostálgico… ¿por qué será?

Llegamos a Hualien a medio día, en la estación de tren nos esperaban un grupo de cristianos Amis, tenían preparado un cartel de bienvenida y a medida que salíamos de la estación nos regalaban un pequeño bolsito, típico Amis, que ahora acá lo usan mucho para llevar el teléfono celular; realmente un hermoso detalle. Nos llevaron de inmediato al centro pastoral San Pablo en donde almorzamos y aunque la comida estaba deliciosa, disfrutamos mas de la conversa. La mayoría del grupo que nos recibió eran Amis, hombres y mujeres y casi todos participan en un grupo ‘vocacional’ que se dedica a promover las vocaciones nativas y a sostenerlas.

Casi terminando el almuerzo llegó el primer grupo de extraviados, ya estabamos casi todos.


Después del almuerzo nos llevaron al Centro de Turismo de la ciudad donde contemplamos un hermoso vídeo que presenta hermosos lugares turísticos de la región, ahí es fácil adivinar por qué los portugueses denominaron a la isla "Formosa". Terminada la presentación nos regalaron una polera con motivos locales... y es cuando llegó el último grupo de rezagados... ya estabamos todos, varios se relajaron y nos aprontamos a disfrutar mas el viaje.

El plan era ir a Tai-tong en bus (unas 4 horas de viaje) pero pasando a visitar varias zonas turísticas de la región... pero, como siempre, sucedió lo inesperado (aunque acá no es tan inesperado), se puso a llover. Con el sol con que salimos de Taipei, no había uno solo que había llevado paraguas. Modificaciones del plan, y el viaje se redujo a visitar una sola zona... en donde el agua sube la montaña.


Fuimos a ver el agua que asciende, no es algo natural, pero el agua asciende... comenzaron las explicaciones y las teorías: ‘es sólo efecto óptico’, decían algunos, otros ‘se trata de ir construyendo un camino de manera que la diferencia de altura en un determinado recorrido no sobrepasa un grado’... sea lo que sea, el agua sube; me acordé de El Salvador, camino a la mina hay un lugar que es subida y al poner en neutro el vehículo éste retrocede.

Con lluvia llegamos a Tai-tong y fuimos de inmediato al ‘Hotel de la Amistad’ (del Estado), allí nos esperaba Monseñor Tseng, después de los respectivos saludos y presentaciones, nos dieron nuestras habitaciones y un par de minutos para descansar. Después de media hora nos reunimos, y esta vez con el Obispo nos fuimos a la Parroquia de la Inmaculada Concepción, que era la parroquia en la que estaba cuando fue nombrado Obispo.


Al llegar nos estaban esperando los cristianos, todos aborígenes y todos llevaban sus trajes típicos, apenas comenzamos a descender comenzaron a cantar un canto típico de bienvenida... y nos llevaron al interior del templo... algo deslumbrante y hermoso, no por su oro o riqueza, en realidad es bastante sencillo, pero está todo adornado al estilo Pai-nan (la tribu a la que pertenece el Obispo; él en estos años se ha dedicado a ir transformándola o ‘ínculturizándola’), las sillas y bancas, todas talladas de madera, como las vigas y los pilares con motivos típicos... no es grande, pero es la primera Iglesia que visito y percibo que tiene identidad propia, hay otros templos estilo chino, algunos muy hermosos, pero diría que el 95% no se diferencian en nada a los templos nuestros, bueno, sí, se diferencian en que, creo, los nuestros tienen más gusto. Los aborígenes, a pesar de que se dice suponen más del 30% de los católicos de la isla, no tienen prácticamente ningún lugar de culto que tenga sabor a ellos mismos... pero me puse a pensar en Chile, ¿ Cuántos templos indígenas típicos tenemos, ya sea mapuches, aymaras, etc.? En el norte hay templos típicos, pero en realidad no se si se puede decir que reflejan verdaderamente el espíritu aymara.


El templo estaba lleno de amis, peinan y paiwan, estaba allí el nuevo párroco, un joven sacerdote, también peinan, que yo ya conocía... todos van a Taipei a estudiar la Teología. Otra mala pasada... habían preparado una proyectora con el mapa de Latinoamérica, entonces iba a ser más fácil presentarnos... pero, la proyectora no funcionó, entonces tuve que hacer la presentación, decir algunas palabras y el embajador de Paraguay dijo un pequeño discurso de agradecimiento... una pequeña oración y nos invitaron a salir, la comida nos estaba esperando... y había cesado de llover.


No era una cena espectacular en cuanto a contenido y presentación, era grandiosa porque eran platos típicos aborígenes, algunos desconocidos para nosotros... y como es común acá, se deja la mesa principal para las autoridades, visitas, etc. Estabamos casi todos juntos... claro, un aspecto es el idioma; por lo que algunos de nosotros nos fuimos a sentar en mesas de nuestros anfitriones y a través del mandarín nos pudimos comunicar, aunque los más ancianos no lo hablan (si pueden hablar japonés).

Ya casi terminando la comida comenzó el espectáculo, y esa es otra costumbre acá, en medio de la comida se hacen diversas presentaciones, especialmente cantos... de hecho en Taiwán se conocen los aborígenes por su hermoso canto (el tema de los juegos olímpicos de Atlanta, que llevó a la fama el grupo Enigma, es un canto amis) y por su danza. Cada una de las tres tribus se fueron turnando para cantar y bailar... un espectáculo hermoso... luego la integración, en uno de los bailes nos integramos tratando de seguir el ritmo... fue un momento mágico, realmente éramos uno solo; recordé las misiones que hacíamos en tierras mapuches organizadas por el Hno. Bernardo, que al final también terminábamos con una gran celebración bailando al ritmo del cultrún.


Vinieron las palabras de agradecimientos, a ellos, al Señor por esta maravillosa oportunidad que nos había brindado, y agradecimientos por esta amistad que se forjaba en un encuentro entre culturas tan distintas y lejanas pero que parecía que eran hermanas. Volvimos al Hotel a descansar... pero ahí nos quedamos varios compartiendo las vivencias del día en compañía de un buen puro... y luego a descansar.


Temprano por la mañana comenzamos el trajín del nuevo día. Después de desayunar partimos rápidamente a la casa natal del Obispo, una belleza, la tiene convertida en un pequeño santuario de su tribu, la piedra y el bambú sobresalen, y es fácil entonces darse cuenta la importancia que tienen estos elementos para su tribu. Lo que más nos llamó la atención es que en el patio hay una serie de murales pintados, desgraciadamente no teníamos el tiempo suficiente como para que nos lo explicara, pero es la historia de su pueblo, desde los orígenes (es su Génesis, como empezó el hombre), los hitos más importantes, la ocupación de los holandeses, luego los chinos, los japoneses, los chinos de nuevo, la llegada de los misioneros protestantes y católicos, las dos primeras ordenaciones presbiterales (uno de ellos es Monseñor Tseng) y el último cuadro es su consagración episcopal.


El tiempo nos apremiaba, así que debimos continuar, nos esperaban en la Parroquia María Intercesora de Tu-lan, un lugar amis, para la celebración Eucarística, que era otro de los objetivos del viaje. Nos esperaba el P. Wei, un suizo de la Sociedad Misionera de Belén; yo ya lo conocía, es el superior de su Congregación y además Vicario Episcopal. Apenas llegamos comenzó la misa que presidió el obispo y nosotros dos concelebramos. El P. Wey es el párroco de dos Parroquias, y cada Parroquia tiene 3 ó 4 estaciones misioneras (Capillas), por lo que el se turna cada domingo para celebrar misas y en los lugares donde no va, preside la liturgia de la Palabra y Comunión un laico, algo así como nuestros ministros de la Palabra... lo novedoso de esto es que solamente en medio de los aborígenes y en esta Diócesis existe esta figura.

Lo especial de esta misa, es que al momento del ofertorio, el embajador de Paraguay, presentó una imagen de ‘palo santo’ de la Virgen de Caacupé, patrona de Paraguay, a la vez que compartió la historia de esta imagen... en principio la intención era dejarla allí, pero Monseñor Tseng, dijo que el se la quería llevar para colocarla en algún lugar especial de su oficina... terminó la Misa y a la salida nos prepararon un aperitivo que compartimos con todos al son de cantos y luego terminamos todos bailando... no pudimos permanecer mucho, teníamos que ir a almorzar para de inmediato dirigirnos al aeropuerto.


Tuvimos un almuerzo de primera, y ahí, conversando con el obispo, se me ocurrió una idea: ‘Monseñor, ¿Qué le parece si Ud. busca un lugar, para hacer un pequeño Santuario y depositamos allí las imágenes de las Vírgenes Patronas de nuestros países?... en el medio, presidiendo, podría haber una imagen de una Virgen Aborigen...’ Se quedó pensativo, y al final le pareció una buena idea. Nos dijo que tal vez un buen lugar sería junto al templo de la Parroquia de la Inmaculada Concepción (inspirado en motivos artísticos propios de la tribu Peinan); además, agregó, ya tiene una imagen de una virgen aborigen... Quedó lanzada la idea y ahora estamos esperando reunir todas las imágenes de las Vírgenes patronas de nuestros países, para volver a Tai-tong.


Después del almuerzo, nos llevaron al aeropuerto donde todos nos despedimos del Obispo y sus compañeros, muy agradecidos a él y al Señor por la maravillosa experiencia que habíamos tenido. Aterrizamos sin novedad en Taipei, le agradecimos enormemente al Sr. Liao por todas sus atenciones y gentilezas (al domingo siguiente lo invitamos a nuestra Misa para entregarle un presente como muestra de cariño y agradecimiento) y luego cada uno partió a su casa, cansados pero muy satisfechos y con la esperanza de poder repetir el viaje, con un poco mas de tiempo y con la esperanza de que en el futuro haya un Santuario Mariano con un pedacito de nuestra propia religiosidad y piedad.


Continue reading
271 Hits

Claretianos en el País del Sol Naciente (I)


CLARETIANOS EN EL PAÍS DEL SOL NACIENTE

Jordi Franquesa, cmf



Un sencillo resumen histórico de nuestros 50 años de caminar por los mundos asiáticos orientales no es una labor, aunque grata, tan fácil de redactar.

En pocos años, se han vivido acontecimientos que requieren un reposo de sentimientos y de contrastes, difíciles de coordinar. Con todo intentaré hacer un esbozo de lo que han sido los 50 años de laboreo en la viña del Señor.

 

 

PRIMERA PARTE: ALBORES DE JUVENTUD: LA COMUNIDAD-1950-1954 

La Congregación busca nuevos campos de trabajo misionero, como una respuesta urgente a la Iglesia misionera. El Rdmo. P. General,  Pedro Schweiger propuso en el Consejo de Marzo la fundación en el Japón. Acariciada esta propuesta por ser el Japón la primera nación que se consagró, en 1844, al Corazón de María y renovada en 1945, al finalizar la guerra

El celoso Pastor de Osaka, Pablo Taguchi, obispo,  conocía los Claretianos, por haber sido discípulo del P. Maroto y del P. Larraona, profesores de Derecho Canónico en Roma. Llega a Roma en busca de misioneros para evangelizar a los 8 millones de habitantes que residían en su diócesis. Asiste a la Canonización de nuestro Santo Padre Fundador, el 7 de mayo de 1950.

Se entrevista con el Rmo. P.  General, terminada la ceremonia de la canonización. Acordada en principio, la soñada fundación se abren las puertas del Japón.


FUNDACIÓN: CONVENIO 

El Sr. Obispo, por su parte, busca un lugar propicio para la residencia de los primeros Claretianos. Se piensa que de momento pueden residir en el Seminario diocesano de Okazakibashi, Osaka, hasta encontrar un lugar adecuado.

La Congregación, por su parte, recluta los 6 primeros Misioneros, procedentes de distintos paises, como un signo de universalidad. El primer Claretiano que pisa la tierra del País del Sol Naciente, el 9-IX-1951,  es el P.  Anthony Briskey, de USA. , que misiona en Filipinas. El P.  Romario Jarussi, brasileño, expulsado de China y residente en el convento dominicano de Hong-Kong, llega al Japón el 8-X.  El P.  Mariano González, español,  residente en Filipinas, es el Superior, llega a Tokio el 23-X- y a Osaka el 28-X. Los PP. Pedro De Grandis, argentino, José Galdeano, español, y Gerardo Moreira, brasileño, procedentes de Roma, llegan a Osaka el 29-X. Son los 6 que van a empezar una "GRANDE OBRA", cuando ha sonado la HORA de Dios, en el Japón.

El P.  Briskey reside, desde el 29-X-en la parroquia de Sekime, cuyo párroco es el prestigioso P Nishimura, Vicario diocesano. Los demás se hospedan en el Seminario diocesano. En la festividad de Todos los Santos, toma posesión el nuevo gobierno local: el P. M. González como Superior y el P.  Jarussi y el P.  Briskey como Consultores 1º y 2º respectivamente.

 

LA CASA MADRE: IMAICHI

El Sr.  Obispo, asesorado por el párroco de Sekime, P.  Nishimura, compra, con sus propios dineros,  el solar y la casa de Imaichi en el distrito de Asahi-ku, colindante con la ciudad de Moriguchi. Con ello, se intenta erigir una parroquia, desmembrada de la de Sekime y de la de Kori.

  Se compran:375. 20 tsubos

               44. 00 tsubos a 5. 500,  total    242. 00. yenes;(1)

              186. 22 tsubos a 4. 500,  total    837. 990 yenes ;

              300. 13 tsubos a 4. 500 total   1. 350. 585 yenes;

               80. 60 tsubos

  Total:       986. 15 equivalente a 3. 747. 37m.

 

El Gobierno General autoriza la adquisición de los terrenos, el 16-XII-51.

 

REFORMAS EN LA CASA

Se encarga al arquitecto Sr.  Ishikawa, José, el acomodar la casa comprada, quien presenta los planos el 31 X-51. Se le piden nuevos planos, presentados el 2-XI. que retocados, según los criterios de todos,  el 7-XI,  quedan aprobados, el 15-XI, por la Comunidad y por el Sr.  Obispo. Se inician las obras el 16-XI, cuyo presupuesto asciende a 1. 200. 000 yenes, sin incluir la sacristía ni el mueblaje de la casa, que en conjunto ha costado un total de 1. 700. 000 yenes. (CI. , p. 11 y p.  21).

Las principales modificaciones hechas son un pozo negro, instalación de timbres, cuarto de baño, retretes y lavatorios comunes.

En el solar de los 44 tsubos había una casa vieja de madera que privaba el sol y la visión, por lo que se derribó posteriormente para construir la ampliación de la nueva casa.

Hay que hacer constar con honda gratitud, la gentileza del Sr.  Obispo en adelantar el dinero de los pagos realizados, préstamos que se devolverán sin interés alguno, a su debido tiempo-(un millón el 9-II:CI. p. 35). Con esta ayuda y los préstamos recibidos de las MM. de Nevers- de Korien -La Superior M. Clotilde Lutinier ofrece 800 mil yenes para pagar los terrenos, el 27-II y que fueron devueltos el 8-III-, y de las MM. de Shin-ai, del Nino Jesús (900 mil yenes, en 9-II:CI, p. 35) de Sekime, se pudieron  realizar todas las compras y las obras emprendidas.

El día 30 de XII-del 1951, los Claretianos se trasladan del Seminario a la casa de Imaichi. Se inaugura el 2-I-52, por el Sr. Obispo, quien bendice el local y la Capilla provisional con carácter de Oratorio público a las 10:00a. m. El P. Superior celebra la misa, ante unas 150 personas. Un coro de niñas canta la Misa De Angelis. El Obispo presenta a los Claretianos en un elogioso coloquio. La bendición del Smo. impartida por el obispo remató la inauguración. Nos acompañan en la comida varias personas,  como el P.  Sasaki, rector del seminario, el P.  Nishimura, párroco de Sekime,  con su Coadjutor el P.  Miyamoto; el Sr. Alvarez, el Sr.  Fujino y el Sr. Ishikawa-arquitecto. (CI. p. 22-25) Estos son los comienzos de nuestra obra.

El Sr.  De Couto ofrece sus servicios, como arquitecto, el 18-I, a quien se le piden los planos de la futura iglesia y del Parvulario. (CI, p. 41) Ya el 23-III, De Couto presenta los planos de la iglesia y del Parvulario. El 1-III, llega la carta en que se concede el permiso de construir la nueva iglesia (CI. p. 79)

El P. De Grandis es nombrado Ministro local, el 11-XI, tomando posesión del cargo el día 20. (CI. , p. 70-71)

El día 27-XI, se devuelve todo el dinero que nos prestó el obispo. Desde hoy todo es propiedad de la Congregación(CI, p. 71). El 15-XII, todo el solar queda tapiado. (CI. , p. 72)

 

ENSANCHE DE LA CASA

El 3-II-53 se inician las obras de ensanche de la casa, En la planta baja dos habitaciones, -para el futuro Parvulario. En el primer piso seis habitaciones, para la Comunidad. Concluídas las obras, el 1-IV, se ocupan las celdas el día 6. (CI. p. 81)

 

LA PARROQUIA

1-LOS LÍMITES: El día 16 de abril, van el P. Superior y el P. Jarussi a Sekime, para tratar de los límites de las dos parroquias. El 22 se reúnen en Kitahama el obispo, los párrocos de Sekime y de Korien y el P. Superior para definir los límites de las tres parroquias. (CI. , p. 82)

2-El 3 de mayo, se erige canónicamente la nueva parroquia de Imaichi. (CI. , p. 84)El día 10 de mayo se bendice la Primera Piedra del templo. (CI. , p. 84) Con rapidez se trabaja en la edificación. Ya el 9 de Diciembre se desmontan los andamios; se colocan los 3 altares , de madera de cerezo, los bancos y los dos confesionarios. (CI. p. 107)

3-El 12 de Diciembre, la intensa labor de preparación, la administración del bautismo de 43 catecúmenos de los grupos de los Padres J. González,  Galdeano y Moreira en el Oratorio público, y a continuación el rezo del rosario, con el canto de nuestra jaculatoria: ”Oh dulce Corazón de María,  sed la salvación mía”, más un fervorín del P.  J. González, forman un programa de vigilia de la gran fiesta. (CI. , p. 107)

4-La inauguración del templo: Los huéspedes

 

CONVENIO DE LA FUNDACION

El documento del Convenio, recibido el 6-VIII-1951, dice así:

Convenio entre la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María y el Reverendísimo Ordinario de Osaka.

Para conseguir más ardorosa y eficazmente el fin de la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de la Bienaventurada Virgen María de buscar ”la salud de las almas de todo el mundo” (CC. 1, 2) y para organizar más perfectamente las Misiones en el Extremo Oriente confiadas a la misma Congregación por la Santa Sede, el Superior General, con su Consejo, decretó erigir una nueva Fundación en el Japón.

“La nueva Casa Religiosa se regirá según las siguientes normas acordadas con el Excmo.  y Rmo.  Señor Pablo Taguchi,  Obispo de Osaka.

 

Damos nuestra aprobación a las normas predichas:

día 16 de Julio de 1951

Osaka,

Pablo Taguchi,

Obispo de Osaka

Roma,

P. Pedro Schweiger,

CMF. Superior General

 

Este documento de fundación se recibió el día 6-VIII-1951.

 

MINISTERIOS  APOSTÓLICOS

Sorprende los resultados de los trabajos ministeriales de estos inicios. Son el mejor exponente del esfuerzo logrado. Baste este botón de muestra de la casa de Imaichi, en l953:

Bautismos: 78; Confirmaciones: 2; Comuniones: 23. 073; Extremaunción: 3; Funerales: 3;  Sermones-Pláticas: 1202; Visitas a enfermos: 295.

 


CONVENIO DE TERRITORIO MISIONAL

 

TRÁMITES PREVIOS

En principio, no se pensaba en contrato alguno. Pero el Sr. Obispo aconsejó hacer un Contrato para poder recibir ayuda económica de Propaganda Fide. Ya el día 14 de marzo del 52, se empieza a hablar de la necesidad del un Contrato Misional. (CI. p. 38)El 14-V,  viene a Imaichi el obispo para hablar con el P.  Superior acerca de la conveniencia de un Contrato Misional entre la Diócesis y la Congregación. (CI, p. 49)El P.  Superior va al Obispado para cambiar impresiones sobre el contrato. 19-V(CI, p. 50). El P. Briskey va a Tokio para consultar al Sr.  Internuncio, sobre el proyectado contrato-12-XI (CI, p50). El 14, se recibe la carta del P. Briskey en que constaban las observaciones del Sr.  Internuncio. (CI, p. 70)El 15 el P. Superior y el P. Jarussi van al Obispado a entregar los retoques del Contrato. (CI, p. 70)El 27, el Obispo llama al P. Superior para tratar de las modificaciones del contrato, antes presentadas. (CI, p. 71)El 30-XII,  se reúnen el Obispo, el P. Nishimura, el P. Fukuda , el P.  Sasaki, con el P. Superior para ampliar el Territorio Misional del contrato. (CI, p. 73-74)

El 13-I-53, el Obispo llama al P. Superior para concretar las bases de ampliación del Territorio Misional para ser enviado al Rmo. P. General. (CI, p. 75)El 23-II, el P.  Superior va al Obispado para entregar al Sr.  Obispo,  el Contrato aprobado y firmado por el Rmo.  P.  General.

El nombre del Territorio Misional es: ”Distrito Misional de Osaka Oriental”. Las obligaciones contraídas por parte de la Congregación se resumen en:

1- Erección de Parroquias y de Estaciones misionales para evangelizar los habitantes del lugar. Transcurridos 30 años, cada parroquia pasa a la diócesis.

2-Ayuda económica para incrementar el desarrollo misionero.

 

Dentro del Distrito se encuentran varias ciudades importantes, como Moriguchi, con sus 60 mil habitantes. Allí se encuentra la famoso fábrica de la Matsushita o National, con más de 4 mil obreros; Neyagawa, con sus 40 mil habitantes, en donde funciona un Instituto Universitario y el colegio de las MM. de Nevers, con 1600 alumnas; Takatsuki, con su 56 mil habitantes, sede del Castillo del invicto Takayama Ukon,  con su dos Universidades, una de Medicina y otra de Lenguas Extranjeras; Hirakata,  con sus 50 mil habitantes, ”la ciudad de las flores”, con sus 3 universidades,  Gimnasios y Liceos; Ibaraki, cuyos habitantes ascienden a    mil, , en donde se fabrica la cervera de Asahi y una tabacalera, dando ambas trabajo a muchos obreros. Esto sin contar con otras ciudades menos importantes. Los habitantes del Distrito ascienden a 830 mil,  entre los que solo hay unos 70 cristianos

Gracias a dicho Contrato se ha recibido una subvención mensual para desarrollar la labor misionera del Distrito. El Sr.  Obispo nombraba el Superior Eclesiástico, que con sus dos Consejeros y un Ministro, compartían los deberes contraídos. Dicho Superior gozaba de facultades para dispensar de los impedimentos matrimoniales. Con el tiempo, el arzobispo se ha reservado esta facultad. Posteriormente los párrocos gozan de tal privilegio. Generalmente el Superior Eclesiástico era el mismo Superior Mayor de la Congregación-Visitador –Delegado.

A su debido tiempo y lugar, se indicarán las parroquias fundadas en el Distrito confiado a los Claretianos.

 

Ahora empecemos a mencionar la casa de Imaichi.

 

El 31 de diciembre se abre la primera Comunidad claretiana en Imaichi. El Superior es el RP. Mariano González, CMF.

Las bases jurídicas de la Misión Claretiana se consignan en el Contrato entre la Diócesis de Osaka y la Congregación. Se asigna un Territorio Misional, para poder recibir la Asignación de ayuda de Propaganda Fide.

Funcionan, por tanto dos Organismos: el de la Congregación, con la adquisición de los solares de Imaichi, con un Superior y sus dos Consultores y un Ministro. El Organismo de la Misión consta también de un Superior, y de dos Consultores y un Ministro.  Todo un sueno hecho realidad. Tanta energía juvenil se expande no solo en Imaichi, -convertida en parroquia, desprendida de Sekime y de Korien.

El Catecismo a los numerosos grupos, la Eucaristía en el primer piso de la casa, mientras se va construyendo la hermosa iglesia, con su esbelto campanario. alegra y ensancha la esperanza La nueva iglesia atrae y fascina. Cada Misionero se afana en la labor de la viña del Senor.

El nuevo Superior, RP. Jesús González Sarasqueta, cmf. , con su idea-madre de dar a cada misionero una parcela para cultivar la FE de los que buscan a Cristo, abre nuevos surcos. Korien, una comunidad fuerte y rica de fe, es la herencia que nos delega el párroco, P. Hamazaki. Allí el P. De Grandis, como Coadjutor,  y luego como párroco, regará con sudores aquel campo. El P. Jarussi, y, luego el P. Bojacá, serán sus Coadjutores.

Takatsuki, lugar histórico del Cristianismo en los tiempos de Takayama Ukón, será otra parcela en donde varios Claretianos, van a abrir nuevos surcos de evangelización.

Ya en l954, el P. Dussan, el primer párroco, y, siguiendo sus huellas los PP.  Jarussi, Jesús González, Franquesa, Llorente, Montero sembrarán con anhelo e ilusión la semilla de la Fe.

Hirakata, será la tercera meta. El P. Galdeano buscando derramar el agua de la salvación, se instala allí, para abrir un Parvulario, en abril de 1954. La capillita, con un sencillo altar, en una pequeña clase, fueron los comienzos de la presencia de Dios en la ciudad.

 

PERSONALIDAD JURÍDICA CIVIL

Se tramitó debidamente, ante las Autoridades civiles, para poder gozar de los derechos y obligaciones que adquiere dicha personalidad. El primer registro se hizo el 10-2-1953, en Kobe-shi ikuta-ku, Nakayamate-dóri 1chome, 50 banchi no 3, siendo Gobernador civil el Kishida Yukio.

En dicho registro se especifica, en sus 36 apartados, el marco de sus actividades. Creo que el Sr.  Fujino intervino en los trámites legales.

El registro se trasladó a Osaka.  El nombre de dicha personalidad es: ”Katorikku Sei Kuraretian Senkyókai.” El 11-X-1989, se modifica el nombre jurídico: ”Katorikku Kuraretian Senkyókai”.


MIS RECUERDOS

La ilusión de ser misionero del Japón, pasados los primeros ratos de dolor, por el destino, eran gigantescos. Encontré en la Comunidad de Imaichi una vida religiosa modélica. Todos, con los afanes de convertir el Japón, buscaban con celo nuevos catecúmenos, que los Claretianos, P. Jesús González, P. José Galdeano y P. Gerardo Moreira evangelizaban con verdadera solicitud. En Imaichi, El P. De Grandis trabajaba en la parroquia de Korien, con el P. Bojacá.

Mis sudores fueron aprender el japonés, pues desconocía el inglés, del que tenía los imprescindibles rudimentos. Nunca podía aclarar el exacto sentido de las palabras. Me pasaba todo el día estudiando, en mi habitación. El P. Jesús González, Superior, me dio una hora de clase cada mañana, de 9 a 10. Me traducía el vocabulario inglés.

Por la tarde me iba a pasear unos 30 minutos por los alrededores.

Cuando llegó el P.  Márquez , de México, se buscó una casa en Tokio para poder estudiar el japonés, en la escuela de los Franciscanos de Roppongi. El 2-VIII-1954,  fuimos el P. Márquez y yo a estudiar un año de japonés, Residíamos en una casita de Kitami, destinada al Capellán de las Adoratrices de Kitami. Siendo el P.  Márquez el capellán . Yo iba a aprender la manera de catequizar a los niños, en la parroquia vecina de Setagaya. El P. Ogoshi, Vicario General de la archidiócesis de Tokio, era el párroco.  Una de las cosas que me dijo y que se me grabaron en la memoria fue el asunto de las vocaciones japonesas, a saber: Los kókósei, cuando se gradúen, también se gradúan de su vocación. Esta fue mi triste experiencia, como Encargado del Seminario.

Había cerca de casa una escuela media. Unos chicos al verme, me gritaron “americajin”, cogieron piedras y me las lanzaron.  Me escapé corriendo del peligro. Ahora comprendo los resentimientos que albergaban en su corazón, por haber perdido la guerra y podían contemplar con amargor los estragos causados en la ciudad de Osaka. Las ruinas de los edificios pregonaban la crueldad de la guerra.

Un ladrón entró en casa, precisamente mientras estábamos comiendo todos, practicando los Santos Ejercicios en casa. Como era el lector, me quedé a comer, terminada la lectura. Y en acabar,  subí al segundo piso. El ladrón que oyó mis pasos sale del cuarto del P. Moreira, me saluda cortésmente y sale corriendo de casa. Algo extrañado, se lo comunico al P.  Superior, que paseaba en el patio exterior. Todos vieron al ladrón; pensando que era un trabajador. Pero la Providencia evitó el robo, pues en aquellos momentos el P. De Grandis tenía todo el dinero de la Comunidad en su habitación; el P. Moreira tenía el dinero para comprarse el billete de avión para ir al Brasil, y el P. Superior tenía unos pequeños fondos de Propaganda. Aunque revisó las dos últimas habitaciones no encontró los fondos económicos. Fue una experiencia, tal vez la raíz de que el P.  De Grandis tuviera, desde entonces un buen garrote,  junto a la cama de su habitación hasta en sus últimos días.

El rezo del rosario, a las 7 de la noche era un tiempo de reunión de muchos cristianos y paganos. Con el librito de oraciones en romaji, dirigíamos, por turno el rosario, muy concurrido, después del cual, los catecúmenos iban por grupos a escuchar las explicaciones de los Misioneros. Aquellos contactos producía un lazo de intensa amistad espiritual, que hasta hoy perdura en mí. Terminada la catequesis, la comunidad de Imaichi se juntaba, para relajarse de la tensión habida en la clase catequética, intercambiar impresiones y estimularse al duro trabajo misional. En los quince minutos de descanso hasta las preces de la noche, se tomaba un vasito de leche caliente, con alguna galleta. Esto fomentaba la vida comunitaria, cosa que en una Visita Canónica se nos prohibió, como una costumbre no CLARETIANA.

En cuanto a la pobreza, en la comida y bebida, recuerdo que nos partíamos la manzana entre dos en el desayuno, y los domingos, en la comida,  tomábamos un poco de cerveza, una botella grande para todos los presentes en la mesa.

Cuando se recibían donativos de bienhechores, se cantaba una salve, en acción de gracias al Dios Providente y a nuestra Madre.

 

 

MOVIMIENTO Y RESIDENCIA DEL PERSONAL:

 

Puestos de misión:


Entonces, la Comunidad estaba esparcida en cinco lugares, a saber:

1- Imaichi: PP.  Jesús González, P. Carlos Bojacá y Hno. Lavilla.

2- Korien: PP.  De Grandis y Jarussi.

3- Takatasuki: PP.  Luís Dussán y Antonio Briskey.

4- Hirakata: P. Galdeano y Hno. Barañano.

5-Tokio, Kitami: PP. José Márquez y Jorge Franquesa.

En total, 9 Padres y 2 Hnos.

Año de llegada de los diferentes misioneros:


1951: Los 5 Padres que iniciaron la fundación: Mariano González, Antonio Briskey, Pedro De Grandis, José Galdeano y Gerardo Moreira.

 

1952: 13-XI, P. Jesús González, de Filipinas, que suple al P. M. González, como el segundo Superior local.

            5-XI Hno. Lavilla, de España.

            En este año, el P. Mariano González, primer Superior, regresa a Filipinas.

 

1953: 24-I, P. Luís Dussán y P. Carlos Bojacá, de Colombia.            

          17-XI, P. Jorge Franquesa, y Hno. Federico Barañano, de España.

 

1954: 23-V, P. José Márquez, de México.

Continue reading
296 Hits

È Arrivata la Primavera. Viaggio a China 30 Aprile - 8 Maggio

"è arrivata la Primavera"

Viaggio a China 30 aprile - 8 Maggio

 

 

Lo scorso 26 dicembre 2000 si ebbe la grande gioia dell'inaugurazione della Cappella e del Centro Cattolico in Tunxi (Huangshan).

Non poche volte Dio si serve di vie umane nel realizzare I suoi piani provvidenziali. A noi ci sembra che Tunxi è uno dei tanti. Le circostanze provvidenziali le intravediamo nella relazione di amicizia (Gemellaggio) tra la Rep. di San Marino e la Città di Huangshan. La prima notizia di questa relazione internazionale ci pervenne nel dicembre del 1998 dal Sig. Agostino che ci pressava ad essere presenti per tale circostanza ritenendola di gran importanza per la Comunità Cristiana Cattolica di Tunxi (Huangshan).  

Da allora due anni di paziente investigazione che si conclusero con il felice risultato della conoscenza (prima per Fax e telefono) poi diretta e personale della Capitano Guidi Luciana. Ed in seguito, tramite la presentazione della medesima, del Dott. Franco Terenzi, presidente della delegazione per le relazioni  Cino - Rep. San Marino. Nella primavera dello scorso 2000, usando tale incidenza sociale locale si tentò con successo l'inoltro dei permessi legali per il riconoscimento ufficiale della Comunità Cristiana Cattolica e l'inizio dei lavori della Cappella. Il 25 dic.2000 la Cappella veniva felicemente consacrata dal P. Chen con la partecipazione dei cristiani del luogo e dintorni. Il 26 dic. sera arrivavano felicemente le reliquie dei nostri Beati Martiri di Barbastro, subito depositate gelosamente nel Sacrario: il sogno del Nostro Confratello Martire Beato Raffaele Briega di recarsi alla nostra missione di Tunxi si poté cosi realizzare nel Natale dell'Anno Santo 2000.

Così dopo 50 anni di assenza si è potuto riallacciare il passato e far sentire la Protezione Celeste del Cuore Imm. di Maria e dei migliori dei Suoi Figli Martiri già promessa dal Beato Raffaele Briega.

Intanto I tempi maturarono e la da tempo progettata visita della Rep. di San Marino alla Città di Huangshan si decise per il 5-7 Maggio. Avendo di vista queste date si organizzò il viaggio con la presenza di due persone: Peter ed io, che sarei partito il 30 aprile, raggiunto poi da Peter il 5 maggio in Huangshan. Fine: passare a salutare suore e sacerdoti della diocesi di Wuhu (30 aprile-4 maggio), incontro con la Delegazione della Rep. di San Marino (5-7 maggio), sopralluogo a Kimen (70 km. da Tunxi: 7 maggio) per studiare le possibilità o meno di assistenza di quella piccola Comunità Cristiana che ripetutamente ci chiedeva un aiuto per il suo rilancio come nucleo della primitiva cristianità missionaria claretiana.

Così ho potuto rivedere la Cattedrale di Wuhu, sede vacante di Vescovo, retta da P. Lin aiutato da due suore cinesi Presentantine; conoscere la chiesa di Chaohu, retta dal P, Xiao Chang Ping assistito da una suora anziana cinese nel lavoro apostolico di 40 anime; in Hefei potei incontrare con il vecchio amico P. Nien. Da Wuhu scendendo a Huangshan, potei fare una breve sosta pure a Suidong, la chiesa retta da P. Chen, che suole accompagnarmi. e così rivedere le due suore cinesi  che collaborano in quella comunità cristiana e due seminaristi di cui uno sarà ordinato sacerdote quest'anno

Il 4 maggio ero in Huangshan per alcuni preparativi nella Comunità Cristiana Cattolica per l'arrivo della Delegazione di San Marino previsto per il 5 maggio sera. Era atteso altresì l'arrivo di Peter, che però per ragioni di lavoro di scuola si trovò a dover rinviare la visita a luglio - agosto, periodo di vacanze estive. Su comune accordo si decise che l'indemani una rappresentanza della Comunità si recherebbe all'aeroporto per porgere il benvenuto ai membri della Delegazione. In effetti li potemmo incontrare solamente all'Hotel Internazionale.

Il fine principale era di far capire alle Autorità della città di Huangshan che eravamo amici stretti dei Rappresentanti della Rep. di San Marino e di aspettarci in conseguenza un po' più di considerazione nei riguardi della Comunità Cristiana Cattolica di Tunxi e dintorni.

  La gentile presentazione di P. Mario da parte del Dott. Franco Terenzi e l'affettuoso saluto della Capitano Guidi Luciana , seguiti da un caloroso applauso dei membri della Delegazione, sono stati il miglior messaggio al riguardo.

Non solo, alla conclusione del fastoso ricevimento in onore degli Ospiti, il Dott. Franco Terenzi annunziò pubblicamente l'intenzione della Delegazione al completo (37 membri) di partecipare all indomani, domenica pomeriggio, alla Santa Messa nella nostra Cappella, recentemente inaugurata. Dopo la S.ta Messa desideravano altresì consegnare alla Comunità Cristiana Cattolica una targa commemorativa della visita. Purtroppo il già dettagliato e fissato programma della città, non ha dato tempo di condividere la gioia di un tale incontro. Non di meno dopo il protocollo della giornata il Dott. Franco Terenzi, la Capitano Guidi Luciana con alcuni altri della Delegazione vollero onorare la nostra Comunità sia pure con una breve visita alla Cappella e pregare assieme, lasciando poi la targa preparata come ricordo di tale incontro.

Il 7 maggio mattina nuovamente eravamo all'Hotel Internazionale per salutare la Delegazione in partenza e si approfittò allo stesso tempo di dare una calorosa stretta di mano pure alle autorità di Huangshan. Confidando più in Dio che negli uomini, ci auguriamo che pure questa relazione internazionale tra la Rep. di San Marino e la Città di Huangshan sia di aiuto alla Nostra Comunità Cristiana Cattolica di Tunxi (Huangshan).

Approfittando di questa atmosfera di distensione, P. Chen, il Sig. Agostino ed io partimmo subito per Kimen, cittadina a 70Km da Huangshan. Si tratta di un'altra antica stazione missionaria claretiana ,che subì le stesse vicende storiche delle 7 chiese della Nostra ex Prefettura Apostolica di Cina. Ultimamente si è andata riprendendo grazie al influsso di Huangshan. Conta una comunità di 25 membri e con quelli che si stanno preparando per il battesimo raggiungerà quest'anno il numero richiesto dalle norme civili- religiose locali. Attualmente usano una stanzetta di una famiglia per riunirsi a pregare.

Ma devono registrare quanto prima la loro comunità per non avere seri problemi legali. Per inoltrare tale richiesta abbisognano di una adeguata proprietà-locale. Ben due volte ci richiesero di visitarli per considerare la loro situazione. Purtroppo le circostanze inclementi passate non ci permisero tale visita. Il presente incontro ci dette l'opportunità di vedere e discutere direttamente la situazione.

Concretamente c'è un occasione di acquistare una casa vecchia cinese che si presterebbe alla situazione. Si decise di riportare la cosa "in famiglia" e se venisse approvato il sopporto di tale progetto se ne darebbe presto una risposta per iniziare le trattative di compra ed inoltro della domanda di riconoscimento della Comunità. Anche qui c'è da confidare più' in Dio che negli uomini. Ma l'unione di cuore e preghiera dei fedeli di Tunxi non manca, come pure la nostra buona volontà di fare del nostro meglio per aiutarli in questo processo lento e non privo di poche difficoltà.

L'8 maggio dopo la consueta messa di grazie, ricordo dei nostri benefattori, ed una breve riunione di mutua esortazione si concluse felicemente la visita.  

Diamo grazie al Signore nel costatare che la comunità di Huangshan, è assistita da P. Chen e Suor Maria Wuang, procede bene.

P. Chen, come Responsabile Principale, la visita ogni mese per l'amministrazione dei Sacramenti. Suor Maria Wuang vive con la Comunità, si cura dell'istruzione catecheta e in assenza del P. Chen, dirige la para liturgia diaria e domenicale, con la distribuzione dell'Eucarestia ai presenti e agli infermi con visite domiciliari. Informiamo con soddisfazione i nostri Amici che la scorsa Pasqua la Comunità ha avuto la gioia di due nuovi battesimi: una giovane di Tunxi ed una Sig.ra di Kimen. Siamo certi che tutto ciò sia dovuto alla Promessa Assistenza dal Cielo dei nostri Beati Martiri di Barbastro in particolare del Beato Briega, considerato dopo Il Cuore Imm. di Maria, il principale Patrono. Proponendoci di fare del nostro meglio pure nei riguardi di Kimen, l'affidiamo alla loro Intercessione e Protezione.

Mario Bonfaini, cmf

Continue reading
253 Hits

春到了。 Spring is Here.

春到了

Viaje a China: 30 abril - 8 mayo 

Mario Bonfaini 

 

E

l pasado 26 diciembre 2000 se procedió, felizmente, a la inauguración de la Capilla y Centro Católico Tunxi (Huangshan). No pocas veces Dios se sirve de intervenciones humanas para realizar sus planes providenciales. En Tunxi parece claro que esto también ocurre. El medio humano del que se sirvió la Providencia para actuar fue la hermanación entre la Rep. de San Marino y la ciudad de Huangshan. La primera noticia de esta relación internacional nos llegó en diciembre de 1998 por medio del Sr. Agustín. Este consideraba que sería muy oportuna y eficaz nuestra presencia en este acontecimiento que a su parecer podría traer grandes beneficios a la comunidad católica de Tunxi (Huangshan). Desde entonces han pasado dos años de paciente trabajo inquisitivo para averiguar el cómo y cuándo de dicha hermanación. Me contacté por varios medios con la Rep. de S. Marino, especialmente a través de cartas, e incluso visitando personalmente durante mi descanso en Italia a la Capitano Guidi Lucian. Gracias a ella pude conocer al Dr. Franco Terenzi, Presidente de la Delegación para las Relaciones entre China y la Rep.de San Marino.

 

En la primavera del 2000, excusándonos en la necesidad de la existencia de un lugar de culto católico, en un lugar que como Huangshan es cada día más internacional debido al turismo, y que expresamente se va a hermanar con un país de mayoría católica, se intentó, con éxito, pedir los permisos necesarios para la construcción de una Capilla y el reconocimiento oficial de la Comunidad Cristiana Catolica de Tunxi (Huangshan) por parte del Gobierno local, condición indispensable en China para poder tener un lugar de culto. El 25 Dic. 2000 la Nueva Capilla era felizmente consagrada por el P. Chen con la participación de los Católicos de la zona; para comprender el significado "histórico" de dicha consagración, he de decir que algunos fieles se desplazaron más de 50 kilómetros para asistir a dicha inauguración. El 26 de Diciembre, por la tarde, llegaban las Reliquias de Nuestros Beatos Mártires de Barbastro, que a falta de mejor lugar fueron depositadas en el Sagrario: el sueño de Nuestro Hermano Mártir Beato Rafael Briega de ir a nuestra misión de Tunxi se hizo finalmente realidad en la Navidad del Año Jubilar del 2000. Tras 50 años de ausencia esta pequeña capilla semeja un puente que desde el presente arriba a la orilla del pasado y se proyecta hacia el futuro bajo la protección prometida por el Beato Mártir Rafael Briega, del Corazón Inmaculado de María y de sus Mejores Hijos Mártires.

 

Los tiempos maduraron. El acto oficial de hermana-ción entre ambas ciudades se fijó para el 5-7 de Mayo del 2001. Con el propósito de estar presente en dicho acto, se organizó un viaje de la comunidad claretiana de Taiwan a Huangshan. La representarían el P. Mario Bonfaini, que marcharía el 30 de abril y el formando Sr. Peter Zhao, que llegaría a Huangshan el 5 de Mayo, donde se encontraría con Mario. Entre los objetivos de este viaje estaba el pasar a saludar a las 8 monjas y los 3 sacerdotes de la diocesis de Wuhu (del 30 Abril al 4 de Mayo), el encontrarse con la Delegación de la Rep. de San Marino (del 5 al 7 de Mayo) y la visita a la pequeña ciudad de  Kimen (parte de nuestra antigua misión claretiana) a unos 70 km. de Tunxi (7 de Mayo), para estudiar las posibilidades reales de asistencia a aquella pequeña Comunidad Cristiana que repetidamente nos había pedido ayuda para recomenzar su camino como iglesia en un proceso semejante al que Tunxi ha realizado en estos cinco años.

 

Así pues, tuve oportunidad de ver nuevamente la Catedral de Wuhu, actualmente sede vacante, dirigida por el  P. Lin con la ayuda de 2 monjas Presentandinas chinas. Conocí también la iglesia de Chaohu (40 fieles), encargada al P. Xiao Chang Pin y a una monja anciana; En Hefei pude también encontrarme con un viejo amigo, el P.Nien. Bajando de Wuhu a Huangshan pude hacer una pequeña parada en Suidong, donde esta la iglesia que pastorea el P.Chen, pude saludar a las 2 monjas que colaboran en aquella comunidad cristiana bastante numerosa, y encontrarme con 2 seminaristas, de los cuales 1 se ordenará este ano.

 

El 4 Mayo llegaba a Huangshan para organizar con la Comunidad la bienvenida a la Delegación de la Rep. de San Marino, que tenía prevista su llegada para la tarde del 5 de mayo. Esperábamos también a Peter Zhao, pero a última hora y debido a obligaciones de su trabajo como maestro, no pudo asistir. Decidimos, pues, que al día siguiente una representación de la Comunidad Cristiana fuese al aeropuerto para dar la "Bienvenida" a los Miembros de la Delegación de San Marino. No obstante al final sólo los pudimos encontrar en el Hotel Internacional. El fin principal de esta acción era hacer entender a las Autoridades de la Ciudad de Huangshan que éramos amigos de los Representantes de la Rep. de San Marino y consiguientemente esperábamos un poco mas de consideración hacia la Comunidad Católica de la zona de Tunxi. La amable presentación de P. Mario por parte del Dr. Franco Terenzi y el afectuoso saludo de la Capitano Guido Luciana, seguidos de un caluroso aplauso de los Miembros de la Delegación, fueron sin duda el mejor mensaje al respecto. Mas aún, al término de la fastuosa recepción oficial por parte de las autoridades chinas a los Huespedes, el Dot.Franco Terenzi anunció públicamente la intención de la Delegación de participar al completo (37 miembros) el día siguiente por la tarde, en una Eucaristía en nuestra recién inaugurada Capilla. Después de la Misa entregarían a la comunidad católica una placa conmemorativa de esta visita. Lástima que el programa fijado por el gobierno local fuese tan ajustado que no hubo tiempo de compartir el gozo del encuentro con todos los cristianos que les esperaban con gran ilusion. No obstante, al final del día y  tras todos los actos protocolarios, el Dr. Franco Terenzi, la Capitano Guidi Luciana y otros miembros de la Delegación quisieron honrar nuestra Comunidad con una breve visita a la Capilla, rezar juntos y dejar la placa conmemorativa de este encuentro y un donativo.

 

El 7 de Mayo por la mañana estábamos otra vez en  el Hotel Internacional para despedir a la Delegación y se aprovechó para intercambiar un apretón de manos con las Autoridades de Huangshan.

 

Confiando mas en Dios que en los hombres, nos auguramos de todas maneras que esta relación internacional entre la Rep. de San Marino y la Ciudad de Huangshan también ayude de alguna manera a Nuestra Comunidad Cristiana Católica de Tunxi (Huangshan), cuyo nombre oficial es Nuestra Señora de China.

 

Aprovechando esta atmósfera de distensión, el P.Chen, el Sr. Agostino y yo, marchamos enseguida a Kimen, una pequeña ciudad a 70 Km. de Huangshan. Se trata de una antigua estación misionera claretiana, que ha sufrido los mismos avatares históricos que el resto de las 7 iglesias de Nuestra ex Prefectura Apostólica de China. Últimamente y gracias también al ejemplo de Huangshan, se ha ido rehaciendo como comunidad. Actualmente cuenta con unos 25 miembros y algunos catecúmenos. Sumados estos, este año llegaría al numero de fieles exigido por la normativa civil-religiosa de China. Actualmente usan el cuarto de una familia cristiana para reunirse y a rezar. Pero tendrían que registrar cuanto antes su Comunidad para evitar serios problemas legales. Para tal fin necesitan de un local adecuado en propiedad. Ya nos solicitaron dos veces el que les visitáramos y visitarles y consideráramos su situación. Las circunstancias anteriores no eran muy favorables a tal visita. Esta vez, al encontrarnos, tuvimos oportunidad de ver y discutir la situación.

 

 Concretamente está la oportunidad de comprar una vieja casa china que tras algunos arreglos serviría como lugar de encuentro para la comunidad. Se decidió que se trataría esta cuestión con el resto de los miembros de la comunidad claretiana en Taiwán; si se aprobara el apoyo económico para la compra de dicha edificación, se daría pronto una contestación para iniciar los papeleos para la compra y la posterior legalización y registro oficial de la Comunidad Católica de Kimen. De nuevo aquí tenemos que volver a poner nuestra confianza en Dios más que en los hombres.

 

Pero la comunión de corazones entre los fieles de Tunxi no falta y tampoco la voluntad de hacer lo posible para ayudarlos en este proceso lento y no exento de dificultades.

 

El 8 de Mayo, después de la Misa de Acción de Gracias en recuerdo de nuestros Bienhechores y una breve reunión de mutua exhortación, concluí felizmente la visita.

 

Doy gracias al Señor al constatar que la Comunidad de Huangshan, asistida por el P.Chen y la monja china María Wang, marcha bastante bien. El  P.Chen como responsable inmediato, la visita una vez al mes para la celebración de los Sacramentos. La monja María Wang vive ya en el Nuevo Centro-Capilla y anima diariamente la labor pastoral de la comunidad; se encarga de la catequesis y en ausencia del P.Chen dirige las celebraciones de la Palabra (diaria y dominical), distribuyendo la Eucaristía a los enfermos en visitas domiciliares...

 

Informo con satisfacción a nuestros amigos que en la pasada Pascua de Resurrección esta Comunidad ha celebrado dos nuevos Bautismos: una joven de Tunxi, y una señora de Kimen. Ciertamente todo eso se debe a la prometida Asistencia del Cielo de los Beatos Mártires de Barbastro, en particular del Beato Briega, considerado después del Corazón Inmaculado de María, Patrono de la misión.

 

Confiando siempre en Su intercesión y protección, nos comprometemos a continuar haciendo todo lo posible para que esta comunidad de Kimen pueda, como ha hecho Huangshan-Tunxi alzar el vuelo.


Continue reading
270 Hits